Jueves 6 de mayo de 2021

Rio Silala

El río Silala pertenece a la hoya hidrográfica del río Loa y a la cuenca hidrográfica del Pacífico. Es afluente del río Inacaliri, que tributa al río San Pedro y a través del río Loa llega al mar. En Chile pertenece a la Segunda Región y se ubica al interior de la comuna de Calama.

El río tiene sus nacientes en Bolivia, en torno a los 22°03´ latitud sur y 68°07´ longitud oeste, a una altura superior a 4.410 metros, en un anfiteatro de altas montañas que superan los 5.000 metros (volcán Apagado, cerro Inacaliri y cerro Siloli).

Es un curso de agua internacional sucesivo, que nace en Bolivia (país aguas arriba) y cruza la frontera hacia Chile (país aguas abajo), a 4.310 metros de altura, con un caudal que oscila entre los 120 y 180 litros por segundo. La cuenca del río tiene 106 kilómetros cuadrados, de los cuales poco más de 70 se encuentran en Bolivia.

Las nacientes del río en Bolivia están constituidas por afloramientos que irrumpen principalmente en los sectores denominados Quebrada Oriental y Quebrada del Cajón, a 1 y 3,5 kilómetros de la frontera con Chile. En ambos lugares afloran las vertientes que se alimentan principalmente de aguas de deshielo y de lluvias que se producen entre diciembre y abril.

El escurrimiento natural del río se mueve por gravedad desde Bolivia hacia Chile a través de una quebrada de 20 metros de ancho por 30 metros de alto, donde va sumando aportes laterales que conforman como un todo al río Silala. La condición natural de la pendiente no ha sido alterada por las rudimentarias canalizaciones realizadas a comienzos del siglo XX para reducir la evaporación y mejorar la eficiencia en el uso del agua.

A partir de 1996 Bolivia ha negado la calidad de río internacional del Silala, alegando que se trata de un manantial y que ha sido desviado artificialmente hacia Chile. Por los cien años anteriores su propia cartografía reconoció al cauce como un río. El río no ha sido desviado artificialmente; las aguas fluyen naturalmente hacia Chile.

Siendo un recurso hídrico compartido, los países ribereños tienen derecho a usar esas aguas conforme al principio del uso razonable y equitativo, que es el principio de derecho internacional consuetudinario que se aplica a los cursos de agua internacionales. Uno de los criterios más importantes para determinar la división de volúmenes de agua es el uso actual del agua por parte de los ribereños. En este caso, Chile aprovecha las aguas del río Silala. En Bolivia no han existido usos domésticos, agrícolas ni industriales perdurables.

En 2009 hubo un proyecto de acuerdo entre Chile y Bolivia para la distribución de volúmenes de agua del río Silala. El gobierno boliviano se retiró de la negociación luego de enfrentarse a la oposición de Potosí, que pretendía cobrar a Chile por el uso pasado del agua.